"Me patearon": Angélica Sepúlveda revela los difíciles detalles de su quiebre sentimental - Central Noticia

“Me patearon”: Angélica Sepúlveda revela los difíciles detalles de su quiebre sentimental

Angélica Sepúlveda, tras romper con Gürsel Saglam, ingresará a Tierra Brava, buscando reencontrarse consigo misma.

En las pasadas semanas, Angélica Sepúlveda mantuvo en suspenso sobre su ingreso a uno de los realitis al aire, sin precisar cuál inicialmente.

No obstante, se confirmó que la denominada Fierecilla de Yungai, a sus 42 años, se integrará próximamente a Tierra Brava, donde muchos anticipan que causará revuelo.

Recientemente, Angélica compartió que su ruptura con Gürsel Saglam la motivó a embarcarse en esta nueva travesía, siendo la quinta ocasión en un formato de telerrealidad.

“Entro soltera. Me patearon y quiero volver a conectarme conmigo… Finalizamos en agosto y no en buenos términos. Fue un romance de siete años y tengo un carácter muy orgulloso”, relató a LUN.

Después, Sepúlveda abrió su corazón y desveló aspectos del rompimiento.

“Sucedió que circuló un rumor malicioso, sosteniendo que él había dado ‘likes’ en Instagram a una modelo de Paraguay. Su imagen y nombre salieron en diversos sitios y yo salí en su defensa. Para su familia, de origen turco y bastante tradicional, esto les pareció de mal gusto”, contó.

Se desahogó

También, enfatizó que su visibilidad en medios impactó negativamente su relación.

“Los turcos valoran mucho su privacidad, no exhiben su vida familiar en Instagram. Sus padres me tenían aprecio, pero sentían que exponía a Gürsel al compartir imágenes juntos. No pudo soportar esto y la presión de su familia. Así que me contactó y rompió conmigo previo a un viaje planificado a Japón por dos meses. Evidentemente, el viaje no se concretó, también su familia me urgió a eliminar fotografías y a desactivar mi Instagram. Me sentí cohibida. Me bloqueó y partió a Japón. He perdido contacto”, expresó.

Finalmente, manifestó que la postura de su antiguo novio turco la afectó, dado que él se había posicionado como un compañero ideal.

“Me quedé bastante molesta y me enfoqué en trabajar constantemente. No permití caer en la tristeza, sin embargo, sentía melancolía, ya que él era alguien a quien realmente respetaba por su conocimiento en diversos temas”, narró.

“Mi ex estableció un estándar muy alto. Tenía un ferviente deseo de aprender, podíamos dialogar sobre cualquier tema”, concluyó.

Artículos Relacionados