¡REMEZÓN! Javier Altamirano podría decirle adiós al fútbol para siempre - Central Noticia

¡REMEZÓN! Javier Altamirano podría decirle adiós al fútbol para siempre

Javier Altamirano, futbolista chileno de Estudiantes de La Plata, enfrenta un futuro incierto luego de sufrir un episodio convulsivo relacionado con una trombosis cerebral.

Javier Altamirano, el joven futbolista chileno de Estudiantes de La Plata, continúa su proceso de recuperación en Argentina luego de sufrir un episodio convulsivo relacionado con una trombosis cerebral. El jugador fue trasladado a un centro especializado para determinar las causas de esta afección y establecer el tratamiento adecuado.

Según expertos consultados por El Mercurio, el panorama para Altamirano es complejo. El neurólogo Christian González explicó que, independientemente del resultado de los estudios, es probable que el futbolista requiera tratamiento con anticoagulantes, lo que lo dejaría imposibilitado para practicar deportes de contacto debido al riesgo de sangrado.

“Habitualmente una trombosis venosa cerebral, si es que no hay una causa que la provocó, requiere entre 3 y 6 meses de anticoagulante y eso lo inhabilitaría de competencia. Lamentablemente, la gran complicación del anticoagulante es el hecho de poder sangrar”, señaló González.

Por su parte, Manuel Espíndola, cirujano vascular y endovascular, mencionó que detrás de la trombosis pueden existir diversas causas, siendo la trombofilia la más frecuente en pacientes jóvenes como Altamirano. En caso de confirmarse esta condición, el tratamiento con anticoagulantes sería de por vida, lo que impediría al jugador continuar con su carrera deportiva de alto rendimiento.

“Un joven como él (24 años) lo más probable es que tenga trombofilia. Con trombofilia, el tratamiento con coagulantes es de por vida y no puede nunca más jugar fútbol ni un deporte de alta competencia”, afirmó Espíndola.

Jorge Villacura, neurólogo de la Clínica Dávila, coincidió en la importancia de realizar estudios para determinar la causa subyacente de la trombosis. “El estudio de trombofilia es clave. Si no se encuentra la causa, se trata con anticoagulantes durante 3 a 6 meses, incluso un año. Ese es el mejor escenario. El peor es que requiera anticoagulantes de por vida. Ahí tiene que cambiar de carrera”, expresó Villacura.

El futuro deportivo de Javier Altamirano queda en suspenso mientras los médicos continúan evaluando su condición y determinando el curso del tratamiento.

Artículos Relacionados